Los llanos manchegos constituyen una destacada unidad paisajística por particularismo topográfico, climático e hidrográfico, lo que concede unos rasgos diferenciadores y una personalidad acusada a un ámbito geográfico perfectamente definido: La Mancha.

     La individualidad de nuestro paisaje manchego viene marcada por las grandes llanuras explotadas por el hombre y salpicadas por humedales, además de la riqueza biológica del entorno lacustre.

     En este sentido, desde hace unos años, las lagunas de Las Pedroñeras (El Huevero, La Laguna Grande, y El Taray, compartida con la población de Las Mesas) han acusado los efectos de la sequía, al igual que el resto de humedales manchegos de gran importancia para la avifauna acuática, tanto en invernada como en época de cría y pasos migratorios, ya que se hallan en un área de escala obligada en las rutas entre Europa y África.Así, las lluvias llenan estas lagunas endorreicas si el otoño es lluvioso, pero es natural que se sequen por completo en periodos estivales.En la zona del término municipal de Las Pedroñeras se dan los tipos de vegetación mediterránea y esteparia en un estado de regresión. Desde el siglo XVI a la actualidad han ido disminuyendo los encinares, típicos de los terrenos calizos, y los pinares, como consecuencia del exceso de rotulación del suelo.

     En las zonas de la Ribera del río Záncara hay olmos negros, mimbres y sotobosques rupícola. Mientras que los matorrales se dan en zonas que se han abandonado, destacando también especies aromáticas como el tomillo y el romero.

     En cuanto a los cultivos, predomina la vid, el ajo, el olivo y el cereal debido en gran parte al tipo de suelo y también gracias a la existencia de aguas a escasa profundidad y al terreno calizo.

ESCUDO3

Sede Electronica Ayto de Las Pedroñeras